El gris es un color que se presta para todo.  Hoy te mostramos cómo utilizarlo en el dormitorio sin miedo a caer en la creación de un espacio aburrido o falto de vida.

Si hay un tono que es el rey de la neutralidad, ese es el gris.  A veces sólo basta con un pequeño detalle de color  fuerte  para cortar con la monotonía propia del gris.

foto-dormitorio-amarillo

Un dormitorio gris en el que el cemento es la estrella.  En este cuarto destaca la pared formada por paneles de concreto.  Es justamente este muro el que ayuda a lograr un estilo industrial.

foto-dormitorio-cemetno

Un dormitorio gris, marrón y blanco.  Aquí no sólo la mezcla de colores es perfecta sino también la mixtura de estilos.

foto-dormitorio-ladrillo

Cerramos con una propuesta en la que el color destaca.  Un fondo gris se vuelve en el mejor escenario para colocar destellos de tonos vibrantes y convertirlos en protagonistas.

foto-dormitorio-color

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Decoratrix