Amantes del estilo escandinavo será mejor que no se pierdan estas propuestas.  Hoy les presentamos una serie de salas de estar o livings que se rigen por esta forma decorativa que tan boga está desde hace un tiempo atrás.

Ambientes despejados, simples y luminosos son propicios para los livings escandinavos.  Si bien es cierto que el gris y el blanco son dos de los tonos más utilizados, nada impide la utilización del color.

Un living escandinavo que apuesta al rojo.  No  es la opción cromática más usual, sin embargo no deja de ser una buena idea sobre todo cuando se trata de darle una impronta diferente a este tipo de decoraciones.

Para terminar, una de las propuestas más clásicas del estilo escandinavo.  Blanco, negro, gris y en este caso unos toques de madera dan vida a un espacio moderno y acogedor.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Decoración de la casa