El estilo escandinavo se encuentra muy en boga.  Si bien es cierto que puede parecer muy sobrio para dormitorios infantiles, esto no quiere decir que no se pueda utilizar en estos espacios.  Veámos cómo funciona en habitaciones de bebés.

Este primer dormitorio resulta ser súper dulce.  Se trata de una alternativa escandinava en la que las nubes dan la nota.  Simple y lleno de aires infantiles, este dormitorio sí que vence la neutralidad escandinava!

foto-dorm-nube

Los animales son una temática recurrente en el dormitorio infantil.  Aquí los muñecos son los encargados de dar vida y diversión a un espacio simple pero funcional.

foto-dorm-jirafa

Cerramos con una opción compartida.  Un dormitorio escandinavo para dos hermanitos.  El aprovechamiento del espacio aéreo se ha convertido en una de las claves de la apuesta.

foto-dorm-compartido

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Guía para decorar