Si quieres dar una segunda vida a tu baño y no sabes cómo,  aquí te traemos una opción.  Se trata de un baño de aires antiguos que fue aggiornado sin perder ni un ápice de su atmósfera elegante.  De hecho, el resultado es aún más sofisticado que el original.

Partimos de un baño donde el piso de pequeños mosaicos y la guarda superior son protagonistas.  El resto del espacio es sobrio y discreto.

El resultado es un baño totalmente diferente sin tener que haber pasado por grandes reformas ni obras.  Los mayores cambios se realizaron sobre las paredes dado que se quitó la guarda y se colocó un su lugar un papel tapiz.  Otra modificación la sufrió el aparador al que se le agregaron vidrios en las puertas que antes eran ciegas  Las luminarias, el espejo y la grifería también fueron cambiados.  Como ves, un baño totalmente renovado sin necesidad de realizar modificaciones estructurales.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Guía para decorar