Hoy te traemos una opción sencilla para renovar tus macetas.  Todo lo que tienes que hacer es buscar viejos retazos de tela, unos afileres de gancho de buen tamaño, una tijera, un lápiz, una regla, macetas … y tus manos para poner a trabajar!

Todo lo que tienes que hacer es cortar las tela de manera tal que sea capaz de envolver las macetas de forma cónica.  Para abrochar, toma un par de alfileres de gancho y listo!  Ya has renovado tus macetas!

Si quieres lucir aún más tus macetas recicladas, una buena manera de hacerlo colgándolas de la pared!

Imágenes vía: The Clorofilas

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa