En ocasiones dos o más hermanos tienen que compartir el mismo dormitorio.  En esos casos, el espacio y la disposición de los muebles  se vuelve un factor clave para que el cuarto pueda funcionar de la mejor manera.  A continuación les presentamos algunas propuestas que saben aprovechar al máximo los metros cuadrados con los que cuentan.

Empezamos por un dormitorio alargado y algo angosto.  Para sacar el mejor partido de este ambiente se optó por una cama marineran y por la colocación de los escritorios en los extremos.  De esta manera fue posible dejar espacio de juego libre.

foto-lietras-blancas

Este dormitorio es muy pequeño.  Para poder aprovecharlo al máximo se realizó un mueble a medida.  Los tonos claros son una excelente elección ya que no comprometen la sensación de espacialidad.

foto-literas-marrones

Este dormitorio en verde utiliza camas en T.  Una buena idea es haber colocado cajones en la parte inferior de las camas de manera tal que se pudo ampliar el espacio de almacenamiento.

foto-literas-verdes

Cerramos con una propuesta ideal para garantizar la privacidad de los ocupantes.  Con sólo cerrar las cortinas es posible que cada uno de los niños tenga su espacio íntimo.  Por otro lado vale la pena reparar en la estantería, una gran forma de aprovechar el costado de las camas.

foto-literas-madera

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Idealista