Los espejos en el dormitorio pueden ayudar a generar sensación de amplitud como así también brindarnos luminosidad en el dormitorio.  Pero esto no es lo único que pueden hacer.  De hecho, los espejos pueden convertirse en grandes aliados decorativos para el cabecero de la cama.

Para empezar, la alternativa más sencilla.  Se trata de un espejo trabajado en blanco.  Un detalle bien femenino para decorar el dormitorio de cualquier jovencita.

foto-espejo-retro

Una alternativa para las amantes del estilo retro.  Este cuarteto de espejos resulta perfecto para decorar y dar un toque de elegancia a cualquier cabecero.

foto-espejos-dorados

Las puertas viejas pueden adquirir nuevas funciones.  Aquí una puerta de antaño se convierte en el cabecero perfecto.  Al contar con espejos, ayuda a dar profundidad al dormitorio.

foto-espejo-puertas

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Estilo y deco