Si te gustan los espacios con aires de otros tiempos puede que los detalles vintage sean una gran opción para decorar tu cocina.

Una repisa abierta es la mejor altenativa cuando se trata de exponer tus objetos más preciados para que todos los admiren.  En ella podrás dar a conocer tus piezas vintage y no sólo eso ya que ellas además ayudarán a decorar el lugar.

Otra opción, mucho más puntual es dotar una pequeña sección de la cocina con una pizca de estilo vintage.  Así, un contenedor para condimentos  con  frascos y botellas de otros tiempos puede ser el detalle que estabas buscando.

Por último una opción para las románticas.  Una cocina con toques vintage en tonos pastel.  Pocas opciones más delicadas y femeninas.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Guía para decorar