A la hora de decorar un pequeño departamento nada mejor que inundarlo de luz para generar una sensación de mayor espacio.  Esto es justamente lo que se ha decidido hacer en este hogar de escasas dimensiones.  De paredes bien claras, los toques de color en este espacio han sido otorgados a partir de diferentes objetos y materiales.

Una buena manera de colocar color es a través de textiles bien llamativos y vibrantes que pueden formar parte tanto de los diferentes ambientes del lugar.  Pueden aparecer a manera de camino de mesa …

O también como pie de cama que se puede complementar con almohadones o fundas para almohadas de tonalidades bien fuertes.

Otra forma sencilla de agregar color a un departamento blanco es a través de las flores y las velas, dos objetos que pueden ser cambiados casi de manera constante. y que ayudan a crear diferentes atmósferas

Imágenes vía: Estilo y deco

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

¿Quieres ser parte de una Comunidad Online de Decoración? Registrate en la Nueva Red Social DECOCASA ONLINE y podrás compartir fotos, artículos, música, enlaces, crear grupos y mucho más.