¿Tienes dos niñas que deben dormir en el mismo cuarto? ¿Tienes que satisfacer los gustos de dos pequeñas a la vez?  Pues no te asustes.  Puede que parezca una tarea difícil pero no es imposible.  Para ayudarte a salir lo más airosa posible de ella, te presentamos una serie de dormitorios que lo lograron.

Una de las cuestiones más importantes en una habitación compartida es saber cuál es la mejor forma de aprovechar el espacio.  Una excelente manera de hacerlo es colocando las camas en forma de L contra la pared.  De esta manera es posible liberar una amplia zona de juego en el medio del dormitorio. Otro detalle a tener en cuenta en este cuarto es el excelente uso que se ha hecho de los espacios muertos para convertirlos en zonas de almacenamiento.

Una disposicón clásica en los dormitorios infantiles es la colocación paralela de las camas.  En este caso se trata de un espacio donde los colores neutros mandan y han sido cortados con tonos súper femeninos como turquesas y rosas.  Un detalle que no podemos dejar de mencionar es la claraboya, una gran manera de aportar luz y naturaleza en el dormitorio.

Una opción para dos niñas pequeñas.  Muebles de madera, líneas bien definidas, colores claros y mucho, pero mucho, espacio libre en donde jugar!

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Estilo y Deco