Si quieres que tus pequeños estén en contacto con la naturaleza, te sugerimos que le eches un vistazo a estos dormitorios. Se trata de tres propuestas que si bien son diferentes comparten la selección de materiales naturales.

Estas dos primeras opciones nos acercan muebles elaborados con madera sin tratar como por ejemplo esta cama que desborda rusticidad!

En este caso, los muebles de guardado son los que lucen luna materia prima bien natural.  Maderas puras y prolijas dan vida a estos muebles bien fuertes.

Por último una alternativa que es capaz de albergar a más de un niño.  En este dormitorio no sólo la madera es la vedette sino que también lo son los textiles rústicos como el yute de la alfombra o el algodón y el lino presentes en cortinados.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Decopeques