Una buena forma de decorar el dormitorio de los niños es a través de una pared que llame poderosamente la atención.  Para ayudarte a inspirarte en este sentido, te presentamos tres muros que son dignos exponenetes de esta tendencia.  Eso sí, antes de empezar te queremos decir que si optas por esta idea, acuerdate de mantener el resto de los muros neutros!

Esta primera alternativa es perfecta para un cuarto infantil femenino:  se trata de colocar en la pared principal un diseño de rombos en tonos pastel.

Otra idea súper original: una pared con un patrón retro.  Si no te animas a pintarla, bien puedes buscar un buen papel mural!

Y ya que hablamos de rombos para las niñas, qué te parece esta opción de rayas para niños?

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Apartment Therapy