Todas sabemos que los colores que más identifican a los recién nacidos son el rosa y el celeste.  Sin embargo, la paleta cromática se ha extendido notablemente.  Dentro de las nuevas posibilidades se encuentra el verde, un tono que puede ser utilizado tanto para niñas como para niños.

El verde pude resultar excelente si se lo combina con la tonalidad propia de la madera.  Si quieres que no queden dudas respecto de que en esta habitación duerme un niño, puedes colocar detalles en la gama de los celestes.

Otra alternativa es el blanco …

¿Y qué te parece mezclarlo con otros tonos complementarios como el naranja?

Ç

Imágenes vía: Femenino

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Quieres redecorar los ambientes de tu casa? Solicita una consulta de Decoracion a Domicilio con el Staff de Decocasa completando el formulario online.