La tendencia de los cortineros inspirados en ramas ha llegado para quedarse.  Si bien antes la veíamos sobretodo en la decoración de estilo nórdico, en la actualidad se la puede apreciar en dormitorios y ambientes de todo el mundo.  Delicados y aportantes de mucho estilo, estos cortineros son los indicados cuando se quiere agregar un toque de naturaleza y personalidad al ambiente.

En este primer caso, se trata de un cortinero colocado en un cuarto infantil.  Completamente de blanco, este barral para cortinas  ha sido decorado con banderines de colores que se convierten en los encargados de alegrar el cuarto del pequeño.

Por otra parte, estos cortineros también son perfectos para el dormitorio de los adultos.  Con sólo unos barrales en forma de rama, una planta y algún que otro detalle más, se ha podido decorar  este cuarto sencillo pero con presencia.

Imágenes vía:  Decoactual

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa