A veces nos da pereza pensar en reformar algún espacio del hogar.  Sin embargo, el resultado después de la tarea suele renovarnos y darnos ganas de seguir en movimiento.  Para inspirarlas y darles un empujoncito en esta dirección de cambio, les presentamos dos “antes y después” de comedores.  Qué los disfruten!

En el primer caso se parte de un comedor súper tradicional para llegar a un ambiente mucho más moderno que juega con el binomio formado por el blanco y el negro.

En este segundo comedor se ha apostado por una reforma que birnda luz y color.  Así se ha optado por el blanco para las paredes y por la utilización de muebles más claros.  Para completar y agregar color se decidió  la colocación de platos de distintos tamaños y estilos.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Fuente: Design Sponge