Hoy les presentamos dos cocinas que comparten varias características.  Para empezar, ambas han sido dispuestas en espacios alargados y algo angostos.  Además las dos cocinas tienen un estilo moderno y utilizan al blanco primordialmente.

Perfecta para aprovechar espacio, esta cocina “estilo pasillo” hace uso de cada centímetro cuadrado del que dispone.  Con muebles de guardado que llegan hasta el techo, este ambiente logra superar la sensación de encierro gracias al uso del blanco en todos sus muebles.  La inclinación por las líneas rectas y simples como así también el despojo de adorno hacen al estilo modernos.  En cuanto a la decoración, la misma es escasa y se manifiesta  a través de plantas y de elementos de uso diario colgados en la pared.

Al igual que su sucesora, esta cocina también es blanca, angosta y moderna.  La diferencia radica en la utilización del amarillo en una de las paredes como así también de la puerta vidriada, dos trucos que aportan luminosidad.  Otro truco desarrollado para cortar con tanto blanco ha sido el uso de electrodomésticos en plata que además aportan al estilo moderno.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Ideas casas