Si nuestra cama no cuenta con un cabecero o respaldo incorporado, muchas veces dejamos este importante detalle decorativo para el final.  Lejos de ser un pequeño detalle, los cabeceros son capaces de colaborar enormemente con las necesidades de nuestra habitación.

Si lo que requieres es un toque visual llamativo, puedes escoger un buen papel tapiz.  Este pequeño gran detalle te ayudará a brindar un efecto que tus ojos agradecerán.

Aunque si en tu cuarto no cuentas con el suficiente espacio, una buena sugerencia es compartir el espacio del respaldo con el de un escritorio.

Otra alternativa capaz de suministrar una sensación de mayor espacio es contar con un cabecero elaborado en base a espejos.

Imágenes vía: Decoactual

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Quieres redecorar los ambientes de tu casa? Solicita una consulta de Decoracion a Domicilio con el Staff de Decocasa completando el formulario online.