Cuando el frío asoma, nada mejor que estar en la camita calentitos con un acolchado abrigado. Y si estás con ganas de darle un aire diferente a tu habitación, renovar este accesorio es un buen punto de partida para que el cambio se luzca.

Si siempre usaste acolchados de colores lisos, podés innovar eligiendo uno con estampados geométricos, que siguen pisando muy fuerte esta temporada y aportan un toque muy moderno al dormitorio. Los modelos son variados: jacquards, rayas, cuadros, círculos…

Los más clásicos pueden optar por los motivos florales, que suman calidez y delicadeza. Y quienes prefieran las texturas suaves y las telas lisas, se pueden encontrar en todos los colores, incluso en doble faz.

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Clover