Si quieres dar un toque diferente a tus viejas macetas … pues busca un poco de pintura, un pincel y tus manos para poner a trabajar!

Si te gusta estar al último grito de la moda, un poco de pintura pastel o neón puede ayudar.  Todo lo que se hizo fue medir, trazar una línea priolija, utilizar cinta de pintor para dividir y pintar!

Otra alternativa similar a la anterior pero algo más trabajosa es hacer uso de la técnica del patrón chevrón sobre las macetas.

Por último, nuestra querida pintura pizarra.  Las alternativas son muchas.  Puedes pintar toda la maceta, sólo un sector, realizar una figura… lo que se te ocurra!

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: A deco