Decorar el dormitorio del bebé es una de las tareas más bellas que nos puede tocar.  Para ayudarte en ella, te presentamos 3 propuestas bien diferentes.  Esperamos que te gusten tanto como a nosotros!

Estilo moderno: Cuando hablamos de estilo moderno, los tonos neutros son una apuesta segura.  Pocos muebles y mucho espacio también son parte de este estilo. En este espacio moderno, la cuna otorga personalidad al dormitorio  y contrasta con la alfombra peluda y el móvil.

Estilo tradicional:  Las habitaciones clásicas nunca fallan.  La cómoda adosasa a la pared, las paredes de color gris claro y la alfombra de tonos suaves pueden combinarse con cualquier estilo, decoración y accesorios.

Estilo transicional: Esta clase de dormitorios es perfecta para quienes buscan un dormitorio perdurable.  Colores neutros o clásicos,  mezcla texturas y estampados tranquilos ayudan a crear un espacio que no aburre y que es capaz de alojar al pequeño durante años.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Baby center