A la hora de dar un toque rústico a cualquier habitación, las damajuanas son una excelente opción.  Estos objetos con cierto aire retro nostalgioso resultan ser una sencilla forma de renovar cualquier rincón.

Las damajunas son ideales para ser colocadas en cualquier espacio rústico sin riesgo de crear desequilibrios en el lugar.

Pero además de adornar, las damajuanas pueden cumplir otras funciones.  En este caso se configuran como excelentes maceteros!

¿Quién dijo que las damajunas tenían que estar apoyadas sobre alguna superficie?  De hecho, con un poco de ingenio es posible dejarlas “volando” en las alturas!

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Etxendeco