Si eres amante de la tendencia natural estos comedores te encantarán.  Se trata de tres propuestas que comparten el gusto por lo genuino.

Empecemos por una propuesta que roza lo rústico.  Se trata de un comedor armado sin mucho dinero.  Todo lo que se necesitó fue una tabla de madera con caballetes y unas sillas en un tono llamativo que aportan color al lugar.

Aunque si quieres un ambiente aún más rústico qué te parece este comedor donde la figura es la mesa armada de madera sin tratar?  Para aligerar un poco el ambiente se escogieron detalles industriales y paredes casi desnudas.

Por último un comedor que hace uso de unos muebles de madera maciza de líneas redondeadas y algo menos rústicas.  Para sumar color se ha escogido una alfombra de vistosas tonalidades.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Chic Decó